Durante los meses de verano descuidamos  las rutinas capilares con las que conseguimos un cabello lleno de salud y de vida.

Desde Laboratorios Phergal queremos ofrecerte algunos consejos que debes tener en cuenta a la hora de teñir el cabello para conseguir unos resultados óptimos.

1

Dar con el tono. Parece una obviedad, pero no es sencillo elegir el tono que mejor te va. Si lo que deseas es obtener una coloración natural escoge un tono que parezca tu color de nacimiento, en el que apenas se note el contraste, y que básicamente contribuyan a dar luz y vida a tu melena.

No te pases con los tonos rojos o los tonos rubios muy claros. Indudablemente las cejas delatarán tu tono de cabello, si lo que quieres es conseguir una coloración natural, huye de los contrastes muy marcados.

Utiliza productos sin amoníaco como Naturtint o Colour Pharma de Colour Clinuance , así evitarás dañar tu cabello. Una de las formas de detectar si un cabello está teñido es viendo el aspecto que éste tiene. La mayoría de los tintes dejan un aspecto áspero, seco y quebradizo, evita estos productos y pásate a una coloración natural.

Respeta un buen ritual de mantenimiento, champú o bálsamo reparador así como la ayuda de un sérum hasta la siguiente aplicación mantendrán tu cabello con el brillo y luminosidad del primer día, dándole un aspecto sano y natural. La línea de tratamiento de Naturtint será tu gran aliado para tu cabello teñido.

Imagen18

Protégelo del sol. Uno de los factores ambientales que más afecta a nuestro cabello y también a nuestra piel es el sol. Protege tu melena y verás que así tu color se mantiene más natural por más tiempo.